domingo, julio 17, 2005

Los helados del Lidl

No solemos ir muy a menudo al Lidl pero este verano hemos descubierto una razón para ir: sus helados. Están buenísimos y son muy baratos. Y además son de sabores... sorprendentes. Helado de nata con helado de frutas del bosque y salsa de frutas del bosque, cremoooso. Cuando llegamos a casa y lo probé y empecé a gemir, como sería que Juli, que estaba tendiendo en la terraza, me dijo que me callase que parecía que estaba haciendo otra cosa. Este verano hemos recuperado un sabor que no paladeábamos desde hace casi diez años. El sabor de ver la tele, diminuta, tumbados en un (feísimo) sofá cama. El sabor de los días ociosos de verano. El sabor del helado de nuez. En este caso es helado con jarabe de arce y nueces caramelizadas. y el descubrimiento de la semana ha sido el helado de cereza. ¡Riquísimo! Temía que pudiese llevar trocitos de cerezas confitadas pero no lleva tropezones. ¿Conocéis las picotas? Esas chuches redonditas superazucaradas, pues sabe igual. Exactamente igual. Un sabor irresistible. Ahora mismo lo estoy probando y... sería capaz de comerme toda la tarrina. Hala! a saquear el Lidl.

2 comentarios:

galaxina g.g.g. dijo...

Hola, Muerte! Estás un poco perezoso últimamente... ¡No has actualizado en un mes! Mientras vosotros seguís chupeteando los helados esos, yo voy a poner una recetilla que hicimos el domingo pasado, el día que hacía tanto calor. Es una receta buenísima que hacía tiempo que queríamos probar. Se llama Gubbröra, y se subtitula Delicioso Aperitivo Sueco cortesía de David Stackenas y Evan Parker. Es fácil de hacer pero resulta bastante entretenido, pero está muy bueno y sienta muy bien.
Ingredientes para cuatro personas:
4 huevos duros, 125 gramos de anchoas en lata, 1 cebolla de unos 100 gramos, 30 ml de mantequilla, pimienta blanca o negra, 1 cucharada perejil picado.
Pelar y picar los huevos, cortar las anchoas, picar la cebolla y freírla en la mantequilla durante 5 minutos a fuego suave. Mezclarlo todo, añadir la pimienta y el perejil. Servir inmediatamente. Está muy bueno y muy suave.
Esta es una de las ventajas que tiene oír música free en vez de otras cosas: está receta sirvió para dar título a un disco de Evan Parker, Barry Guy, Paul Lytton, Sten Sandell y David Stackenas grabado en concierto en mayo de 2004. Es música improvisada, muy abstracta y muy bonita. En mi opinión es una gran idea incluir recetas en los discos y debería hacerlo todo el mundo.

Anónimo dijo...

los helados deluxe del lidl me encantan el de tiramidu y cafe es imposible de parar diossssssss q buenossssss